La Palabra hoy

Persona No Grata

Por Manuel Raimundo Martínez

Comenzamos como nos caracteriza por definir el termino o palabra que nos ocupa, en este caso, Persona non grata. Referente a esta expresión en Wikipedia encontramos lo siguiente: “es una expresión de origen latín, que significa literalmente «persona no grata» como sinónimo de persona no bienvenida”.

También nos dice la consultada biblioteca de internet: “en Diplomacia, de acuerdo con la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, artículo 9, un Estado puede «en cualquier momento, y sin tener que explicar su decisión» declarar a cualquier persona de un cuerpo diplomático persona non grata. Una persona así declarada es considerada inaceptable y normalmente es requerida por su país de origen para que regrese. Si no regresa, el Estado «puede rechazar reconocer a la persona en cuestión como miembro de la misión.» Lo opuesto a persona non grata es persona grata.

En un uso no diplomático, calificar a alguien como «persona non grata» no tiene ninguna consecuencia jurídica, inclusive cuando quien se pronuncia en tal sentido es una Administración Pública, por lo que tan solo significa que la «persona non grata» no resulta del agrado de los miembros del órgano que optaron por tal distinción”.

Mirando entonces el lado opuesto, una Persona Grata, es una persona con una muy buena valoración, y que normalmente es muy bien recibido o aceptado.

El motivo que genera que hablemos de esta expresión, es el uso que últimamente se le ha dado, sobre todo en las redes sociales, ya que, hemos visto, en diferentes ocasiones que personas de nuestra comunidad y de nuestro país han sido catalogados con esta expresión de una forma casi automática, en la mayoría de los casos, sin tener bien claro lo que significa, y en otros casos, como una forma de campaña de descrédito.  

Y podemos citar varios ejemplos en nuestro Distrito Municipal: Recientemente el Magistrado Mario José Almonte fue catalogado de esta manera por un grupo de personas que defendían una causa recientemente. También podemos citar el caso del honorable sindico Miguel Ferrera, quien también ha sido catalogado de Persona No Grata. También vivimos en el pasado un ataque similar con el fenecido ex síndico, Elías Castro.

Otros casos de connotación nacional, observamos como al señor Alexis Villalona, después de golpear fuertemente en la calle a la señora Santa Arias, también recibió por todos lados este tipo de expresión.

Lo preocupante para nosotros, de manera muy particular, es el uso indistinto que se le da a la referida expresión. Me explico. Cuando una persona viola la ley, y es detenido, si es una persona que tiene seguidores, o pertenece a un grupo determinado, o un grupo determinado se identifica con esta persona, la defiende a costa de lo que sea, incluso, descartando a los demás, aun sin reparar en el daño que se pueda causar, así, por ejemplo, cuando la policía detiene a un grupo de jóvenes en un desorden en horas de la madrugada, casi siempre, según se puede observar en las redes, los policías son calificados de “No Gratos”, y se escuchan en los barrios nuestros, calificativos como “Los Monos”, “Chivatos”, “Abusadores”, entre otros calificativos con el mismo sentido de No Grato.

Y necesariamente llega la cuestionante, cuando un coronel, al frente de una patrulla, o un fiscal, que acompaña la policía para realizar una orden judicial o enfrentar un mal comunitario, apresa a uno o más jóvenes que están violentando el derecho de la mayoría, ¿quién es No Grato? ¿El Coronel que cumple con su deber? ¿El fiscal que cumple con su función? ¿O el joven que o jóvenes que están violentando la paz?

La respuesta parece obvia, pero en la realidad es que todo depende de quién esta involucrado o a quien afecta. Si los presos son los dueños de la música, probablemente, todo el que estaba apoyando dicha actividad, llamará No Grato al fiscal, al coronel y hasta a los rasos que estaban ahí, pero no así, a ninguno de los que contribuían y apoyaban el desorden, todo amparado en que tienen derecho a la diversión.

De igual manera vemos cuando la Dirección Nacional de Control de Drogas (D.N.C.D.), llega hasta un barrio y quiere detener al responsable de ventas de drogas en el lugar, los miembros de la patrulla actuante son recibidos con insultos, botellas, piedras y en ocasiones hasta a tiros.

Y lo vemos en las noticias, y aquellos que son parte de esta barbarie, son capaces de defender este tipo de acciones aun en las redes, aunque sea con cuentas falsas.

Ojalá y podamos discernir quienes son las verdaderas “Personas No Gratas”, quienes son los que realmente llevan luto y dolor a nuestras familias.

Generalmente, la Persona No Grata de una comunidad, desde temprana edad empieza fumando un tabaquito de marihuana, robando el dinero de la tía o la abuela, amaneciendo en lugares de diversión, gastando una gran suma de dinero, aun sin trabajar o tener una fuente de ingreso legal. Casi siempre, todos lo conocemos en nuestras comunidades, como también conocemos los que luchan a favor de las comunidades, pero somos tímidos a la hora de defenderlo en las redes, diferente a los que no le importa la dignidad del otro.

¿Quién es la Persona No Grata en tu comunidad? Ya lo has detectado? ¿Es el que piensas o el que te quieren hacer pensar? ¿Lo que esa persona hace, es a favor de la Comunidad o en provecho personal?  Esa persona ¿Respeta tus derechos o defiende los derechos propios sin pensar en sus deberes? Responda usted, amigo lector.

El autor es Ingeniero, Locutor y Experto en Seguridad y Salud en el Trabajo.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *