Analizando el Deporte en Jacagua Express

¿Pedro Martínez o Juan Marichal?

Por: Manuel Raimundo Martínez

Saludos amigos fanáticos.

Esta semana en Analizando el Deporte en Jacagua Express, trataremos un tema al más alto nivel, a nivel de Salón de la Fama.

Guardando la diferencia en el tiempo, ya que ambos vieron acción en épocas muy diferentes, trataremos de analizar las carreras de Pedro Martínez y de Juan Marichal, sin duda los dos mejores lanzadores que ha parido esta tierra de béisbol, nuestra amada República Dominicana.

Ambos brillaron en el firmamento de las Grandes Ligas y lo hicieron con luz propia, y ambos alcanzaron la inmortalidad en el béisbol de Estados Unidos, el logro más alto a que puede aspirar un pelotero.

Comencemos:

Pedro el Grande y el Monstruo de Laguna Verde, son los dos únicos pitchers latinos elegidos al Salón de la Fama de Cooperstown por sus méritos en las Grandes Ligas. Hay que destacar que Martín Dihigo (cubano), fue exaltado en 1977, jugó en las Ligas Negras de Estados Unidos, pero no vio acción en la Gran Carpa. De igual modo, José Méndez, otro lanzador cubano, fue inmortalizado en 2006, y jugó en la Ligas Negras de Estados Unidos.

Marichal fue Exaltado en 1983, a 8 años de su retiro en 1975, en su tercer intento con un 83.7 de porcentaje. De su lado, Martínez, fue inmortalizado al nicho de Cooperstown en el 2015, a 6 años de su retiro, en el primer año hábil para su elección, con un 91.1 por ciento.

Los números.

Reiteramos, que ambos lanzaron en épocas muy diferentes y en un béisbol completamente diferente, donde se medían estadísticas distintas y existían factores externos e internos que tenían mucha incidencia a la hora de reconocer la labor de un jugador, podemos citar, por ejemplo, que en tiempos del Dandy Dominicano, los lanzadores de relevo no tenían la importancia que tienen en el béisbol de hoy.

Aun así, analizaremos los números y hazañas de cada uno, lo que le valió para su reconocimiento al salón de la fama.

Don Juan, estuvo durante 16 temporadas en el Béisbol Grande, desde 1960 hasta 1975. Lanzó 3,507 entradas, y permitió 3,153 hits. Terminó con un record de 243 ganados y 142 perdidos. Ponchó a 2,303 contrarios y tuvo una efectividad de 2.89 de por vida. Jugó con Los Gigantes de San Francisco, donde tuvo sus mejores años, con los Medias Rojas de Boston y con los Dodgers de Los Ángeles.

Entre 1962 y 1971, los Gigantes promediaron 90 victorias por temporada, y Marichal promedió 20 victorias por año.

Marichal lanzó 244 juegos completos de por vida, y fue líder en juegos completos en dos ocasiones, 22 en 1964 y 30 en 1968. En 5 ocasiones completó más de 20 juegos.

Pedro Jaime, agotó 18 temporadas, desde 1992 hasta 2009. Lanzó 2,827 y un tercio de entradas, permitiendo 2,221 hits. Su record de ganados y perdidos fue de 219-100, ponchó a 3,154 bateadores (único lanzador en la historia que termino su carrera con más de 3,000 ponches en menos de 3,000 entradas lanzadas) y su efectividad fue de 2.93 en su carrera. Jugó para Los Dodgers, Los Expos de Montreal, Los Medias Rojas de Boston, donde tuvo sus mejores años, Los Mets de Nueva York y Los Phillies. Martínez, con los Medias Rojas, tuvo un récord de 117 ganados y 37 perdidos, el mayor porcentaje de victorias que un lanzador haya tenido con cualquier equipo en la historia del béisbol.

Pedro lanzó 46 juegos completos, y fue líder en 1997 con 13, la única vez que completó mas de 10.

Los logros.

La exaltación al nicho de los inmortales de Cooperstown es el mayor logro de ambos lanzadores, sin embargo, ambos obtuvieron premios y hazañas que son extraordinarias.

Marichal nunca ganó un premio Cy Young, aunque obtuvo 20 victorias en 6 temporadas diferentes, incluyendo 2 temporadas de 25 victorias y una de 26, nunca ganó un liderato de ponches propinados y su total más alto en una temporada fue 248 en 1963.  A pesar de su gran dominio, estuvo a la sombra de Sandy Koufax y Bob Gibson. Cabe destacar que, en esa época, solo se entregaba un premio Cy Young válido para ambas ligas, La Nacional y La Americana.

Marichal obtuvo dos lideratos de juegos ganados, y un título de efectividad. Además, fue el MVP del juego de Estrellas del 1965. Fue elegido en 9 ocasiones en el juego de Estrellas.

Lanzó un juego sin hit ni carreras el 15 de junio de 1963 y se develó una estatua en su honor en San Francisco, además, los Gigantes retiraron el número 27 en su honor.

Marichal participó en la serie Mundial de 1962, que sus Gigantes de San Francisco perdieron ante los Yankees, tuvo una salida sin decisión.

De su parte Pedro, ganó 3 premios Cy Young (el primero de ellos se lo obsequió a Juan Marichal, en reconocimiento a la carrera de Don Juan), Pedro obtuvo 20 o más victorias en 2 ocasiones, fue líder en victorias en una ocasión, y logró 5 títulos de efectividad, además fue líder en ponches propinados en 3 ocasiones, 2 veces ponchó 300 o más.  Fue considerado uno de los lanzadores más dominantes en su época, la que compartió con Roger Clemens, Greg Maddux, Tom Glavine y Randy Johnson.

Pedro el Grande fue elegido en 8 ocasiones al juego de Estrellas, y fue el MVP del juego de Estrellas de 1999. Participó en 2 series mundiales, ganando con los Medias Rojas en el 2004, cuando rompieron la maldición del Bambino, lanzó en un juego y obtuvo la victoria. En el 2009, jugó con los Phillies en contra de Los Yankees, y lanzó en 2 juegos, perdiendo en ambos.

Martínez oficialmente no registró ni un juego perfecto, ni un no-hitter, pero logró 4 juegos de un solo hit, incluyendo uno el 3 de junio de 1995, mientras lanzaba para Montreal retiró a los primeros 27 bateadores de los Padres de San Diego. Sin embargo, el partido estaba empatado 0-0 yéndose a entradas extras. Los Expos anotaron una carrera en la parte superior de la décima, pero Martínez permitió un doblete abriendo la entrada 10, y el mánager de los Expos Felipe Alou retiró a Martínez del juego siendo relevado por Mel Rojas, quien retiró a los siguientes tres bateadores.

En la serie de divisional del 1999, en rol de relevo, Martínez neutralizó la alineación de Cleveland con seis entradas sin hits para anotarse la victoria. Este es considerado uno de los relevos más memorables de la historia.

Resaltamos que Pedro Martínez ha expresado en reiteradas ocasiones que Juan Marichal es su ídolo en el Béisbol.

Conclusión.

Al concluir, quiero resaltar una estadística que utiliza Baseball Reference (una página especializada en estadísticas sobre béisbol) que se llama «Efectividad Plus Ajustada» (ERA+ Ajustada), que «ajusta» el promedio de carreras limpias de un lanzador al de su liga, su estadio y su época. La fórmula se resume a «ERA+ 100*[lgERA/ERA] Ajustada a parques de lanzadores». El producto refleja el nivel de superioridad/inferioridad que tuvo un lanzador frente a sus pares en un momento específico. Recuerden restarle 100 para obtener el porcentaje real.

Desde 1900, la mejor ERA+ Ajustada en una temporada fue la que logró Martínez en el 2000 (291), cuando tuvo efectividad de 1.74, mientras que toda la Liga Americana terminó en 4.92. El número 291 básicamente significa que «Pedro El Grande» fue 191% superior al resto de los seres humanos que lanzaron ese año. Pedro tuvo una ERA+ por encima de 200 en 5 ocasiones. La ERA+ más alta de Juan Marichal fue 168.

Aunque es muy difícil poder elegir con total objetividad quien fue mejor lanzador entre estos dos colosos, particularmente, pude vivir completamente la carrera de Pedro, y admito, fui uno de sus más fieles seguidores, quizás por esto, y por no haber vivido la época de Juan Marichal, me inclino por el Grande de Manoguayabo, Pedro Jaime Martínez. ¿Y usted amigo fanático, por quien se inclina?

El autor es Ingeniero, Locutor y Experto en Seguridad y Salud en el Trabajo.

Comparte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *